top of page
  • Foto del escritorRedaccion

Alemania ¿no que muy verde?

- Desaloja a un pueblo por una minera ¡de carbón!

- Promete dejar de quemar este combustible fósil hasta el 2038


La batalla del pueblo de Renania, en Lützerath, comenzó el pasado 3 de enero cuando la policía llegó a desalojar a sus habitantes, una semana antes de lo programado, para despejar el camino a las excavadoras de carbón del gigante energético RWE.


Una veintena de localidades han sido desalojadas desde la década de 1980 para dejar paso a la expansión de la mina, que desde entonces está en el blanco de las protestas medioambientales.


Con la ampliación de la cantera Garzweiler II, donde está ubicado Renania, podrían extraerse 650 millones de toneladas de lignito, y el impacto sobre el cambio climático sería catastrófico.

De acuerdo con los planes de la empresa y gobierno, la mina dejará de operar en 2030, en consonancia con el objetivo climático del Gobierno de dejar de quemar carbón en 2038.


De extraerse el lignito de Lützerath, la temperatura global podría superar el objetivo climático de París de limitar el calentamiento global a 1.5 grados respecto a la era preindustrial. Cálculos actuales señalan que este límite podría superarse en 2026 y se habla, incluso, de un calentamiento global de 2.8 a 4,1 grados, sin que los países hagan grandes esfuerzos para cambiarlo, como este caso.


Por ello, la batalla por Lützerath se está convirtiendo en una de las más importantes de la política climática de nuestro tiempo.


Menos carbón… pero con una condición


El 20 de octubre del año pasado, el Gobierno alemán anunció que había llegado a un acuerdo sobre el futuro de la generación de electricidad a partir del carbón.


La producción de electricidad con carbón se acabará en 2030, pero con la condición de que se drague el carbón bajo Lützerath. Así, entre otras cosas, dos centrales térmicas de carbón ya cerradas seguirán funcionando hasta 2024.


Este compromiso del carbón promete un ahorro de 280 millones de toneladas de CO₂, mientras que la combustión de carbón de Lützerath emitirá más del doble de esa cantidad de gases nocivos para el clima.


El Ministro Federal de Economía del partido político Bündnis 90/die Grünen (Alianza 90/los Verdes), Robert Habeck, y la Ministra de Estado del mismo partido, Mona Neubauer, elogiaron el compromiso sobre el carbón como "un buen día para la protección del clima", mientras que el camino hacia el límite de 1,5 grados se hacía completamente imposible.


Traición sin precedentes al movimiento por el clima


Los activistas alemanes se han decepcionado como nunca del gobierno de coalición entre los verdes, el SPD (Partido Socialdemócrata Alemán) y FDP (Partido Democrático Libre), que también han abandonado la protección del clima mediante acuerdos de gas con Qatar y el desarrollo de nuevas terminales de GNL.

“La práctica de la protección del clima no debe acabar con las acciones de desobediencia civil y las ocupaciones. Tenemos que organizarnos en todos los lugares en los que nos movemos y permanecemos. Porque la lucha en Lützerath es la lucha contra el posible aumento de 1.5 grados en el planeta, que afectaría la biodiversidad terrestre” indicaron en un comunicado.

Los activistas de Alemania hacen un llamado mundial a manifestarse en apoyo a una de las luchas más importantes del movimiento internacional por el clima.




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


ECOSMEDIALOGOTIPO.jpg
bottom of page