top of page
  • Foto del escritorRedaccion

Por fin serán protegidos los océanos

-El Tratado Global de los Océanos creará santuarios para proteger el 30% de los océanos

-Protección incluye aguas internacionales.


«El barco ha llegado a la orilla», con estas palabras y visiblemente emocionada, anunciaba Rena Lee, presidenta de las negociaciones, que la ONU ha alcanzado al fin el consenso para aprobar el Tratado Global de los Océanos.


Este acuerdo permitirá crear zonas de protección marina en aguas internacionales y es clave para poder cumplir el objetivo de restaurar y conservar el 30% de las «zonas terrestres, aguas continentales y costeras y marinas», fijado en la cumbre sobre biodiversidad celebrada en Montreal (COP15). El pacto llegó tras casi dos décadas de discusiones.


El también conocido como Tratado BBNJ (Biodiversity Beyond National Jurisdiction) protege y regula el uso de las áreas situadas fuera de las jurisdicciones nacionales, que representan más del 60% de los océanos, lo que equivale a casi la mitad del planeta. Los recursos genéticos marinos y cómo repartir esos beneficios han sido los principales puntos de discrepancia.


El Secretario General de la ONU, Antonio Gutérres, destacó que “gracias a este acuerdo se podrán contrarrestar los daños causados a los océanos ahora y para las generaciones del futuro. Es crucial para abordar la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación”, señaló.


Organizaciones de defensa ambiental y marina de todo el mundo, agrupadas en la Alianza de Alta Mar, han calificado de «histórico» este tratado. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) señaló que es un enorme paso para proteger legalmente con «santuarios oceánicos» la vida marina y adaptar «la gobernanza» de la altamar al siglo XXI.


“Proteger la naturaleza y las personas puede triunfar sobre la geopolítica”, afirmó Pilar Marcos, responsable de Océanos en la delegación de Greenpeace en Naciones Unidas. Marcos también ha remarcado que el tratado permitirá «aumentar nuestra resiliencia al cambio climático y salvaguardar las vidas y los medios de subsistencia de miles de millones de personas».

El transporte marítimo representa el 90% por volumen del comercio mundial, tráfico marítimo que afecta la vida oceánica.


Punto de partida


“El tratado nos posibilitará realizar evaluaciones de impacto ambiental en las regiones más allá de la jurisdicción internacional, que representan dos terceras partes de todo el océano. Nos permitirá también organizar la explotación de los recursos genéticos marinos de tal manera que los beneficios lleguen a todos los países, que son colectivamente sus propietarios morales”, indicó Carlos García-Soto, investigador del Instituto Español de Oceanografía (IEO-CSIC) y presidente del Centro Europeo para la Información en Ciencia y Tecnología Marina (EurOcean).


El nuevo texto, aún no publicado oficialmente, “da un paso en la dirección correcta de cara a la conservación y uso sostenible de la naturaleza en nada más ni menos que el 46 % de la superficie terrestre”, señaló Guillermo Ortuño Crespo, codirector del Grupo de Especialistas en Alta Mar de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas (WCPA) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).


La ratificación de este acuerdo deberá estar firmado por casi 200 países para poder hacer frente a las numerosas flotas industriales de varios países, que han disfrutado durante décadas, nulos límites al impacto ambiental en aguas internacionales.


Una investigación de la Plataforma Mundial de Aceleración de la I+D en Arrecifes Coralinos reveló que 10 naciones se apropiaban del 97% de los recursos genéticos del océano y tan sólo una empresa (BASF) era propietaria del 70% de las patentes genéticas.


Sin los océanos, vivir sería imposible


Se estima que desde 1970, los océanos han absorbido más del 90% del exceso de calor en el sistema climático. En consecuencia, han aumentado el número e intensidad de las olas de calor marinas, letales para las especies que habitan en los océanos.


Además, los océanos ejercen como salvavidas frente al cambio climático, ya que suavizan el impacto del calentamiento global, pero si la degradación del hábitat, la explotación insostenible de los recursos, la contaminación, las especies invasoras y la emergencia climática continúan a este ritmo, la vida sobre la tierra, tal como la conocemos, podría cambiar en el corto plazo.

Noam Chomsky dijo alguna vez: “Cuando las opciones son abandonar la esperanza, asegurando que sucederá lo peor, la mejor opción es aprovechar las oportunidades que existen y contribuir a un mundo mejor”, con esta reflexión en mente, el Tratado Global de los Océanos es una luz al final del túnel, aunque sea un túnel largo y oscuro.

Por ello, la protección de los océanos debe abordarse desde varios ángulos. Al no tener fronteras, la protección de los océanos depende de la creación de grandes áreas marinas que contrarresten las presiones antropogénicas.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


ECOSMEDIALOGOTIPO.jpg
bottom of page