top of page
  • Foto del escritorReportajes Especiales

Finanzas climáticas: ¡Muéstrame el dinero!

-Por cada 10 dólares destinados a la acción climática, 6 llegan en forma de préstamos.

-Los países responsables del calentamiento global compensan con centavos sus emisiones


Las periodistas Michelle Soto, editora de Ojo al Clima y Hassel Fallas de La Data Cuenta, se dieron a la tarea de comprender cómo funciona la arquitectura financiera imperante en el tema climático para así evidenciar desigualdades y desafíos de cara a procesos de negociaciones internacionales como la COP28.

Entre sus resultados destaca que el mecanismo financiero obliga a las naciones con alta desigualdad económica y social, como las de América Latina y el Caribe, a recurrir a préstamos con altos intereses para pagar por las consecuencias del calentamiento global, del que, abrumadoramente, han sido responsables sus propios acreedores.


En consecuencia, la región se ve atrapada en una dependencia excesiva de créditos climáticos, lo que también fomenta la sumisión a los combustibles fósiles y la explotación de recursos naturales, como los minerales críticos. Lo anterior menoscaba la transición hacia energías renovables con modelos económicos más sostenibles y respetuosos de los derechos humanos y el medio ambiente.


Compensan con centavos sus emisiones


Siete países son los responsables del 65% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que se han acumulado en la atmósfera en el último siglo (1910-2021). Sin embargo, su aporte a fondos multilaterales para ayudar a naciones en desarrollo en su acción climática ha sido, en conjunto, de menos de un cuarto de dólar por tonelada de carbono emitida.


En los últimos 22 años, los siete mayores emisores aportaron US$235.000 millones a fondos multilaterales así como al Comité de Asistencia para el Desarrollo de la OCDE. Tomando en cuenta las emisiones liberadas a la atmósfera en ese mismo periodo de tiempo (poco más de un billón de toneladas), estos países aportaron tan sólo US$0,23 por tonelada métrica.

Los siete países que más carbono han emitido en el último siglo, ordenados de mayor a menor, son: Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Japón, Reino Unido e India.


Otros 54 países, la mayoría desarrollados, hicieron aportes por el orden de US$174.000 millones, lo que vendría a ser US$0,31 por tonelada métrica de carbono.


Los montos aportados por la totalidad de países a los fondos multilaterales y de la OCDE incluyen tanto donaciones como préstamos.



Mitad de países del mundo endeudados


En las últimas dos décadas, en el mundo se han hecho cuantiosas inversiones que superan los US $653.000 millones para lidiar con el cambio climático, monto que incluye tanto las donaciones como los préstamos. Sin embargo, la forma de distribuir estos fondos no ha sido equitativa y ha puesto a más de la mitad de los países del mundo contra las cuerdas, enfrentando un altísimo nivel de endeudamiento.


De los US $653.000 millones, más de US $405.000 millones, es decir, el 62% del total, se han otorgado en forma de créditos por parte de bancos multilaterales y países miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Entre tanto, el monto en forma de subvención es equivalente US $206.000 millones o 32% del total.


En otras palabras, por cada US $10 destinados a la acción climática, US $6 llegan en forma de préstamo, lo que supone el doble de lo concedido por países desarrollados en donaciones.


Los hallazgos evidencian que 75 de 150 naciones han acumulado deudas que representan entre el 51% y el 100% de la totalidad de los recursos con que hacen frente al cambio climático. Estas naciones altamente endeudadas han tenido o tienen acreedores por más de US $367.000 millones en los últimos veinte años, una cifra equivalente al 91% de la deuda climática global de US $405.000 millones.


Entre las 75 naciones con más pasivos del mundo, se destacan 24 países de América Latina (US $65.000 millones), 23 de Asia (US $208.000 millones), 17 de África (US $56.000) y 11 de Europa (US $38.000 millones).



América Latina: ahogada en deudas


En América Latina, las deudas de 24 de sus 34 naciones oscilan entre el 55% y el 100% de los fondos con que financian las acciones para paliar el cambio climático.


En ese grupo, Nicaragua tiene la dependencia más baja de empréstitos. Entre tanto, países como República Dominicana, Chile, Costa Rica, Panamá, Argentina, México, Venezuela y Uruguay tienen a su haber deudas que superan el 90% de los fondos que adquieren para acción climática.



El endeudamiento está restando capacidad de maniobra a los países del Sur Global para financiar sus compromisos ante el Acuerdo de París, dado que deben destinar recursos al pago de los intereses derivados de los préstamos, esto en una coyuntura post pandemia.


Las naciones latinoamericanas se han visto obligadas a recurrir a créditos porque no califican para ser receptoras de subvenciones, esto dado que son países de renta media, es decir, tienen un ingreso nacional bruto per cápita de entre US $1.026 y US $12.375 millones.


Al revisar la clasificación de la OCDE por nivel de ingresos de los países, la mayoría de las naciones altamente endeudadas son de ingresos medios (64 de 75). En este grupo están la mayoría de los países latinoamericanos endeudados (21 de 24).


Un análisis de ActionAid reveló que el 93% de los países más vulnerables al cambio climático se encuentra ya en situación de endeudamiento o corre un riesgo significativo de estarlo. En tanto, el 60% de los países más vulnerables probablemente recortará el gasto en servicios públicos, incluida la inversión en acción por el clima, para poder seguir pagando sus deudas.


¿Quiénes son los prestamistas?


A nivel mundial, los principales acreedores son los países miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE y los bancos multilaterales como el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) así como la Asociación Internacional de Fomento (AIF) -ambos pertenecen al Grupo Banco Mundial-, también está el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo.


En cuanto a los países miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE, los principales prestamistas son Japón, Alemania y Francia (tres de los países que más emisiones de dióxido de carbono han lanzado a la atmósfera en el último siglo).


De hecho, en este Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE, que presta dinero para la acción climática, se encuentran los mayores generadores de gases de efecto invernadero (GEI) del planeta. Estas naciones responsables del calentamiento global compensan con centavos sus emisiones, impactando primordialmente a los países menos responsables del calentamiento global, pero más vulnerables.


En cuanto a América Latina, los bancos que más créditos han otorgado a la región son: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y el BIRF. También estos bancos están reinventándose para ajustarse a las actuales necesidades de los países.


Urge una transformación financiera


En el Informe sobre la brecha de emisiones 2022, el Programa de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente (PNUMA) ya había alertado sobre la necesidad de “una transformación del sistema financiero y de sus estructuras y procesos, en la que participen gobiernos, bancos centrales, bancos comerciales, inversores institucionales y otros agentes financieros”. El informe indica seis medidas de reforma que deberán ejecutarse de manera simultánea.



El especial “Finanzas climáticas: ¡Muéstrame el dinero!” consta de siete reportajes. Puedes consultarlos aquí https://ladatacuenta.com/2023/06/20/finanzas-climaticas/


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


ECOSMEDIALOGOTIPO.jpg
bottom of page