top of page
  • Foto del escritorRedaccion

En este país te pagan por reparar tus aparatos

-A través del Bono Nacional de Reparación el gobierno pagará el 50% del costo de reparación de cualquier electrónico, electrodoméstico, ropa o muebles.


Como medida de mitigación del cambio climático y de impulso al empleo local, el gobierno de Austria ha declarado que a partir de este mes de abril otorgará una subvención del 50% del costo de reparación de equipos electrónicos y eléctricos con un tope de 200 euros por reparación.

El Bono Nacional de Reparación de Viena, como se le conoce, nació como iniciativa piloto en el 2020 y debido a su éxito, este año ha incrementado el monto de subsidio al doble.


En plena pandemia, sin empleo, con más tiempo en sus casas y mucha incertidumbre, la gente empezó a reparar de todo: ropa, zapatos, electrónicos, electrodomésticos, muebles, vehículos, etc. El gobierno austriaco calcula que se repararon 35 mil artículos a través de la iniciativa, con un ahorro de 850 toneladas de emisiones de CO2.


Para esta nueva etapa -que se prolongará hasta el 2026-, el gobierno espera un total de 400 mil reparaciones y tendrá fondos directos del presupuesto de recuperación COVID-19, un total de 130 millones de euros.


En años recientes, las movilizaciones en Europa por "el derecho a reparar" logró que en el 2020 se estableciera una ley que obliga a los fabricantes a extender la vida de sus productos, así como a tener la opción de repararlos en caso de falla.


El Derecho a la Reparación


Esta medida no es nueva en Europa. El año pasado entró en vigor la Ley contra la obsolescencia programada, el llamado “derecho a reparar” que busca aumentar la vida útil de los dispositivos electrónicos en al menos 10 años y así tener un menor impacto ambiental.


Aprobada por el Parlamento Europeo el pasado 25 de noviembre de 2020, y en consonancia con el Green Deal o Pacto Verde Europeo, la nueva ley obliga a los fabricantes a tres cosas en particular:


1) Ofrecer productos electrónicos que se puedan reparar de forma accesible para los usuarios sin requerir herramientas y piezas demasiado especiales;


2) Proporcionar manuales en los que se informe cómo realizar esas reparaciones y


3) Especificar la vida útil estimada de los dispositivos a través de etiquetas informativas, limitantes que hasta ahora presentan infinidad de equipos y que obligan al usuario a desechar y comprar.


Francia adoptó esta ley desde antes del 2020 y se adelantó con el diseño del ‘Índice de reparabilidad’, una etiqueta con cinco categorías que ayuda al consumidor a elegir productos con mayor responsabilidad ambiental, por el momento solo en lavadoras, portátiles, smartphones, televisores y cortadoras de césped.


De acuerdo al Global E-waste monitor 2020, publicado por las Naciones Unidas, en 2019 el plantea alcanzó el récord de generación mundial de residuos electrónicos con 53,6 millones de toneladas métricas (t) que representan un aumento del 21% en apenas 5 año. Por el contrario, la tasa de reciclaje fue muy baja con apenas el 17,4%, tirando a la basura alrededor de 57 mil mdd en oro, plata, cobre, platino y otros materiales recuperables de alto valor.


En el 2019, Asia fue el continente que más residuos electrónicos generó con 25 toneladas, seguida de América con 13, Europa con 12, África con 3 y Oceanía 0,7.





102 visualizaciones0 comentarios

Comments


ECOSMEDIALOGOTIPO.jpg
bottom of page