top of page
  • Foto del escritorEdith González

El estado de las Energías Renovables en el mundo COVID-19


-15 países del G20, los mayores contaminadores del planeta, carecen de objetivos sobre las energías renovables. Prometer objetivos netos de cero emisiones no significa mucho si no se establecen metas, políticas y regulaciones claras.


-El consumo de combustibles fósiles no ha disminuido en 10 años, pese a la caída del 4% global en la demanda de energía durante todo el 2020.


En días recientes la ONU publicó el nuevo Informe mundial sobre energías renovables (REN21, por sus siglas en inglés) y los datos presentados no son nada halagüeños, menos aún en un periodo atravesado por una crisis económica derivada de la pandemia del COVID-19.


De acuerdo a Rana Adib, directora ejecutiva de REN21, “a nivel global no estamos ni cerca del cambio de paradigma necesario hacia un futuro energético limpio, más saludable y equitativo, el consumo de combustibles fósiles no se ha movido ni una pulgada”.



A la fecha, la demanda mundial de consumo de energía final que corresponde a las energías renovables, es tan baja como hace una década. Su demanda ha crecido tan poco en un contexto de fuerte impulso, que las previsiones futuras no son muy alentadoras.


A pesar de que las renovables han tenido un ligero aumento y existen casos muy locales de transición energética en países como China, Estados Unidos, India y la Unión Europea, donde ya es más barato instalar plantas fotovoltaicas o eólicas, que construir centrales eléctricas. Del otro lado, el elevado consumo de combustibles fósiles desequilibra la balanza. El año pasado hubo un incremento de casi el 30% en la producción de energía renovable, es decir, se agregaron más de 256 GW limpios en la capacidad energética mundial.

China ha impulsado mucho el desarrollo de campos fotovoltáicos, aún así la energía renovable en el país representa apenas el 20% de su consumo final. A nivel mundial, el transporte sigue siendo, el sector con la menor participación de renovables. La producción de biocombustibles cayó en el 2020, mientras que el hidrógeno tuvo un mínimo incremento. El sector sigue moviéndose con fósiles.

De acuerdo con el reporte, los gobiernos deben impulsar con mayor rapidez las energías renovables en todos los sectores y desmantelar la capacidad de combustibles fósiles, así mismo deben hacer del consumo de energía renovable un indicador de rendimiento clave para cada actividad económica, cada presupuesto y cada compra pública.





México, líder en AL en energía geotérmica


En el caso de México, el reporte señala que la energía renovable representó casi el 10% del consumo total de energía final, una participación similar a China pero detrás de las economías más grandes del mundo en la Unión Europea y América del Norte.


México fue el país latinoamericano líder en capacidad de producción de energía geotérmica, con 0.9 GW. A nivel mundial, ocupa el sexto lugar después de Estados Unidos (2,6 GW), Indonesia (2,1) y Filipinas (1,9).


En lo que respecta a energía fotovoltaica, fue uno de los cuatro principales instaladores de la región con una capacidad adicional de 1,5 GW, después de Brasil y delante de Chile y Argentina. Sin embargo, perdió su liderazgo en capacidad total (5 GW) debido a que Brasil cerró el año con 7,7 GW.


La ventana de oportunidad de achica


El informe REN21 muestra claramente que los gobiernos deben impulsar mucho más las energías renovables en todos los sectores. La ventana de oportunidad se está cerrando a menos que los esfuerzos se incrementen significativamente.


La electricidad renovable ya está creando millones de puestos de trabajo, ahorrando dinero a las empresas y brindando acceso a la energía a millones de personas. Gobiernos y empresas deben comprender que acelerar la transición a las energías renovables tiene sentido comercial y medioambiental, además en un corto plazo será requisito esencial para la economía del siglo XXI.





Comments


ECOSMEDIALOGOTIPO.jpg
bottom of page