• Especiales El Pais

Los Pulmones de la tierra


Jacopo Ottaviani

Entre 1990 y 2015, el mundo perdió 129 millones de hectáreas de bosque destruidas por la furia de las motosierras, el fuego y el cemento. Aunque la deforestación ha avanzado a un ritmo asombroso (alrededor de 10 hectáreas de bosque –el equivalente a 14 campos de fútbol–cada minuto), en los últimos cinco años su velocidad ha disminuido registrándose una pérdida anual de 3,3 millones de hectáreas debido principalmente a actividades humanas como la agricultura, la extracción de materias primas y la urbanización.

En determinadas regiones, como China o Europa, los bosques están en expansión, sobre todo los bosques comerciales de monocultivo, con fuertes políticas de reforestación y comercialización. En otras zonas del mundo, especialmente en los trópicos, las selvas se encuentran constantemente amenazadas para dar paso a la agricultura o al pastoreo. Las principales cuencas de la Amazonía, Congo y el sudeste de Asia pierden millones de hectáreas cada año; mientras que en Indonesia han desaparecido 2,6 millones de hectáreas de bosque tropical sólo en 2015 a causa de uno de los incendios más trágicos de los últimos tiempos.

Los bosques, junto con los océanos, absorben enormes cantidades del dióxido de carbono que circula en la atmósfera. Por ello, proteger los pulmones de la Tierra es fundamental para preservar la biodiversidad del planeta y combatir el calentamiento global.

Especial completo en http://elpais.com/especiales/2016/planeta-futuro/los-pulmones-de-la-tierra/


162 vistas

​Contáctanos: 

+52 (55) 46.32.20.92

Ciudad de México

​© 2020 Ecos. Voces y Acciones, A.C.

Derechos Reservados